Nueva York ha vuelto a celebrar el cuatro de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos, con su tradicional concurso de comer perritos calientes.

Los participantes debían comer el máximo de perritos posibles en diez minutos. El ganador consiguió comer 71 perritos y se hizo con la victoria por duodécima vez.

El campeón no llegó a superar su récord del año pasado, cuando engulló 74 salchichas con sus correspondiente panecillos. En la categoría femenina, Miki Sudo consiguió acabarse 31 perritos, proclamándose campeona por sexto año consecutivo.