más de 3000 delitos de odio

La ultraderecha aumenta en Alemania después de que un refugiado subsahariano arrojara a un niño a las vías del tren

La ultraderecha alemana está aprovechando la muerte de un niño después de que un hombre lo arrojara a las vías del metro para endurecer su discurso contra la inmigración.

Publicidad

La muerte de un niño después de que un hombre de nacionalidad susahariana lo arrojara a las vías del tren ha conmocionado Alemania. Este asesinato ha servido de excusa para que los ultras alemanes aviven la xenofobia.

La Colíder del partido de extrema derecha, Alternativa para Alemana, calienta el ambiente en Twitter y los crímenes xenófobos crecen en las calles. El año pasado hubo casi 3000, pero en 2012 fueron menos de 1700. El año pasado murió el primer político asesinado en Alemania por un ultrarderechistas desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Con la llegada de casi un millón de inmigrantes y el auge del partido nacionalista Alternativa para Alemania, la situación ha cambiado. El problema es tal, que 20 alcaldes han sido agredidos en los últimos cuatro años y El Ejército alemán ha rechazado a 63 aspirantes por extremistas.

También se investiga la infiltración de neonazis en las fuerzas policiales. Un informe del Ministerio del Interior asegura que 12.700 extremistas están listos para usar la violencia.

Publicidad