La primera ministra británica, Theresa May, ha lanzado una advertencia para la votación del martes del acuerdo del Brexit, de que el Parlamento del Reino Unido puede bloquear la retirada de la Unión Europea antes de permitir un divorcio de Bruselas sin pacto alguno.

May, estará en una fábrica al norte de Inglaterra. El Gobierno ha adelantado algunos extractos de su discurso. "Yo pido a los diputados que consideren las consecuencias de sus medidas", afirmará la primera ministra, y recordará que los parlamentarios "tienen el deber" de cumplir con el resultado del referéndum de 2016, en el que los votantes del Reino Unido votaron por el "brexit".

"¿Qué pasaría si nos encontramos en una situación en la que el Parlamento tratase de sacar al Reino Unido de la UE en oposición a un voto a favor de la permanencia (en la UE)", se preguntará May. "La fe del pueblo en el proceso democrático y en sus políticos podrían sufrir un daño catastrófico", agregará.

La Cámara de los Comunes continuará con el debate sobre el acuerdo del "brexit", antes de la importante votación. Se espera que May pierda la votación por el descontento de muchos diputados conservadores a la salvaguardia contenida en el documento pensada para evitar una frontera entre las dos Irlandas.