Una pareja que había estado tomando bebidas alcohólicas fue denunciada por matar a su hija de cuatro meses. Los hechos ocurrieron en su propia casa, donde viven con los padres de la mujer.

Al parecer llegaron a su casa de madrugada y la madre, en estado ebrio, comenzó a darle pecho a la bebé, cuando de repente cayó sobre ella inconscientemente debido a su ebriedad.

Las otras dos personas acudieron al lugar de los hechos y vieron la escena: la pareja ebria, ambos durmiendo o inconscientes. En un sillón el hombre y en el suelo a la mujer aplastando a su bebé. Estas dos personas llamaron a los servicios de emergencia. Mientras esperan a los sanitarios intentaron reanimar a la pequeña pero no pudieron hacer nada.

El forense, después de realizarle la autopsia a la bebé, afirmó que su muerte fue por negligencia.