Loros drogadictos. Aunque parezca sacado de un chiste, esto es una realidad en Madhya Pradesh, una región de India dedicada al cultivo de opio. Una plaga de aves roba opio varias veces al día, causando estragos en sus más de 40.000 hectáreas de cultivo.

Los primeros ataques se remontan a 2015, pero en los últimos meses la situación se ha agravado y extendido a otras zonas del país. Los loros han llegado a un nivel de adicción tal que han cambiado su comportamiento para llegar hasta las semillas y conseguir su dosis.

Ni la presencia del ser humano ni el ruido salido de los altavoces que algunos propietarios han colocado como medida disuasoria les espanta, algo que en condiciones normales evitaría que se acercasen.Una plantación puede llegar a sufrir entre 30 y 40 ataques por día y los agricultores le piden al Gobierno que tome medidas.

Te podría interesar...

Así es la vida de una adicta a la ketamina: "No notas tu cuerpo y si te caes no sientes dolor"

Buscan a una mujer en Barcelona por drogar y robar a los hombres con los que quedaba por Tinder