El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, se mostrado dispuesto a revisar y modificar la declaración política sobre la futura relación de la Unión Europea con el Reino Unido, pero rechazó renegociar el acuerdo de retirada, en una reunión con la "premier" británica, Theresa May.

"El presidente Juncker expresó su disposición para revisar la redacción de la declaración política acordada por la UE a veintisiete y el Reino Unido para ser más ambiciosos en términos de contenido y velocidad en lo relativo a la futura relación entre la Unión Europea y el Reino Unido", reza un comunicado conjunto de May y Juncker.

El pasado 25 de noviembre, los líderes de los veintisiete países que seguirán en el club comunitario tras el "brexit" respaldaron el pacto de retirada del Reino Unido, que incluye la solución de emergencia para Irlanda, y una declaración política con las líneas generales sobre la futura relación que Londres y Bruselas desean establecer tras la marcha británica.

La mandataria británica ha viajado a Bruselas después de que la Cámara de los Comunes aprobara el 29 de enero una enmienda que pedía renegociar la salvaguarda para evitar una frontera física entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, el elemento más problemático para ratificar el pacto de salida en el Parlamento de Westminster.

En un encuentro que se prolongó durante menos de dos horas, Juncker reiteró que la UE no renegociará el acuerdo de retirada y, por tanto, la salvaguarda irlandesa incluida en él. Además, May y Juncker acordaron volver a reunirse "antes del fin de febrero"