SU NOMBRAMIENTO GENERÓ PROTESTAS EN EL PAÍS

SU NOMBRAMIENTO GENERÓ PROTESTAS EN EL PAÍS

Kavanaugh, el juez que podría poner menos restricciones a las armas y restar protección al aborto

Los republicanos ya tienen mayoría en la Corte Suprema tras el nombramiento del juez Brett Kavanaugh Un magistrado muy a la derecha del espectro ideológico: lo que apunta a menos restricciones a las armas y grandes empresas, menos regulación sobre minorías y menos protección al aborto.

antena3noticias.com | Madrid | 07/10/2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se anotó una victoria política con la confirmación de su candidato Brett Kavanaugh al Tribunal Supremo, después de que el Senado aprobara su candidatura tras una ajustada votación marcada por las acusaciones contra el juez por presuntos abusos sexuales.

La Cámara Alta dio luz verde a Kavanaugh (50-48) en una de las votaciones más ceñidas de la historia para confirmar el acceso de un juez a la máxima corte de Estados Unidos.

Poco antes de la votación, Trump aseguró que Kavanaugh "será un gran juez del Tribunal Supremo" y consideró que el magistrado "es una persona extraordinaria" con un "gran talento". "Creo que nos hará sentir muy orgullosos", aseguró el mandatario en declaraciones a los periodistas antes de embarcar en el avión presidencial Air Force One en dirección al estado de Kansas.

Además, inmediatamente después del sufragio, el presidente aplaudió al Senado por ratificar a su candidato, que jurará oficialmente su nuevo cargo en las próximas horas ante el juez del Tribunal Supremo John Roberts y el magistrado de esa corte ya retirado Anthony Kennedy.

Precisamente, Kavanaugh cubrirá el puesto vacante dejado por el juez Kennedy, que se jubiló este verano, convirtiéndose así en el noveno magistrado del alto tribunal.

Con la confirmación de Kavanaugh, Trump ha conseguido nombrar con éxito a dos candidatos para el Supremo, después de que el juez Neil Gorsuch fuese confirmado para la máxima corte en abril del año pasado, cumpliendo así una de sus promesas electorales.

Ambas confirmaciones, sin embargo, han sido de las más polarizadas del Senado de Estados Unidos, que históricamente había mostrado un apoyo bipartidista hacia los jueces elegidos por los presidentes para ocupar un asiento en el alto tribunal.

Kavanaugh ha estado en el centro del debate las últimas semanas después de que aparecieran varias denuncias por presuntos abusos sexuales del juez hacia al menos tres mujeres. Pese a las acusaciones y las dudas de última hora sobre qué iban a votar los senadores moderados, Kavanaugh fue elegido tras recibir los respaldos que requería en la Cámara Alta, incluyendo los de los republicanos Susan Collins y Jeff Flake, y del demócrata Joe Manchin.

A pesar de que la Cámara Alta la conforman 100 senadores, la suma de los votos fue 98 ya que el senador conservador Steve Daines acudió a la boda de su hija en el estado de Montana en el momento de la votación y su compañera, la republicana Lisa Murkowski, que iba a votar "no", optó por votar "presente".

Antes de la votación, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que presidió la sesión, tuvo que pedir "orden en la sala" en repetidas ocasiones después de que decenas de personas empezaran a gritar consignas contra Kavanaugh desde dentro de la propia cámara del Capitolio.

La elección fue el último paso de un proceso que comenzó el pasado 9 de julio, cuando Trump anunció la nominación de Kavanaugh para el Supremo. Posteriormente, el 4 de septiembre se iniciaron las audiencias que debían evaluar su candidatura en el Comité Judicial del Senado, donde los demócratas pusieron el foco en sus posturas sobre el aborto y el poder presidencial.

Cuando el comité se disponía a votar, los demócratas pusieron sobre la mesa la acusación de abuso contra Kavanaugh de la profesora de psicología Christine Blasey Ford, que acudió la semana pasada a narrar su versión de los hechos, supuestamente ocurridos en 1982.

Las alegaciones de Ford estuvieron seguidas de las de otras dos mujeres, lo que ocasionó que los senadores presionaran a Trump para que el FBI investigara las acusaciones y emitiera un informe confidencial este jueves.

Pese a las serias acusaciones, Kavanaugh logró los apoyos necesarios para ser confirmado y ocupar así el cargo vitalicio en el Tribunal Supremo y Trump pudo anotarse otra victoria política.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.