Funeral de Tiziana Cantone en Napoles.

Publicidad

CONMOCIÓN EN ITALIA | NAPOLES

La Fiscalía italiana abre una investigación sobre el suicidio de Tiziana Cantone en la que figuran cuatro sospechosos

Se investiga a cuatro hombres que podrían haber filtrado los vídeos sexuales de la fallecida Tiziana Cantone. La Fiscalía ha abierto una investigación por inducción al suicidio después de que la joven se quitara la vida.

| Madrid
| 16.09.2016 20:09

La Fiscalía italiana investiga a cuatro hombres en relación al suicidio de la joven italiana Tiziana Cantone. La joven italiana se encontraba sumida en una depresión después de que se hubieran filtrado varios vídeos suyos a la red en las que se le veía practicando sexo. En uno de ellos incluso se la escuchaba decir a su acompañante: "¿Estás grabando un vídeo?. Bravo". Esta frase se convirtió en un lema para los que se mofaban de ella desde las redes y portales de contenido pornográfico.

La investigación se ha abierto de oficio y ha sido impulsada por el suicidio de la joven y apoyada en una denuncia que ella misma interpuso en 2015. Las autoridades han fichado a cuatro sospechosos que habrían compartido los vídeos en la Red sin el consentimiento de la fallecida y que podrían haber inducido al suicidio a la víctima.

Desde que se filtraron los vídeos la joven dedicó su tiempo a hacerlos desaparecer de la red y denunció los hechos como violación de la privacidad. Sin embargo, en esa causa las autoridades no ficharon a ningún sospechoso.

Según han declarado sus familiares a varios medios italianos la joven vivió una pesadilla que la llevó a aislarse. Temía salir de casa y que la reconocieran y pronto comenzaron los ataques de ansiedad. Para huir del fantasma de los vídeos Tiziana se mudó a la región de la Toscana donde intentó cambiar de identidad. Sin embargo, un nuevo mazazo legal hizo mella en su ánimo. La Justicia italiana le obligaba a pagar 20.000 euros por gastos procesales aunque el vídeo fuera retirado de varios motores de búsqueda.

Publicidad