El portavoz del Vaticano, Alessandro Gisotti, ha reconocido que existe un "documento interno" en la Santa Sede con indicaciones a seguir en casos de curas que son padres.

Gisotti ha afirmado que la norma tiene como principio fundamental la protección del menor. El documento sostiene que si un cura es progenitor de un menor, éste debe abandonar el sacerdocio para poder asumir las responsabilidades como padre.

La noticia ha sido publicada por el periódico nortemaricano The New York Times, quien ha hablado con un hombre cuyo padre era un sacerdote católico. Vicent Doyle, el hombre que ha confesado al diario estadounidense este escándalo ha reconocido que "hay niños de curas por todas partes". A lo que ha continuado expresando: "Es el próximo escándalo".

Según Doyle, quien pudo acceder a esta guía secreta, los hijos de religiosos tienen varios orígenes: algunos son frutos de relaciones sexuales entre sacerdotes con mujeres laicas o monjas. Pero, destaca: "Otros provienen de violaciones".

La noticia ha saltado a la opinión pública justo el día de antes en el que el Vaticano acogerá una cumbre histórica contra la pederastia.

Te puede interesar:

El nuncio del Papa en Francia, investigado por abusos sexuales

La iglesia "nunca más" encubrirá los casos de abusos

El presidente de la Conferencia Episcopal reconoce los abusos de la Iglesia