Publicidad

Canal de Suez

El complejo operativo con el que se pretende desencallar el barco Ever Given del Canal de Suez este domingo

El carguero Ever Given sigue encallado en el Canal de Suez desde el martes y, tras dos intentos fallidos, se espera que este domingo por fin pueda ser liberado. Este es el complejo plan que se seguirá en las próximas 24 horas.

El objetivo de las próximas 24 horas en el Canal de Suez está claro: desencallar que carguero Ever Given, que lleva atrapado y bloqueando el canal desde el pasado martes. Aunque la compañía quiere conseguirlo este domingo, el complejo plan no garantiza que vayan a tener éxito en el tercer intento.

No será fácil porque el carguero está apoyado en una superficie arenosa tanto en la proa como en la popa. Cuatro excavadoras están retirando ahora toda la arena posible mientras aligeran el peso del carguero. Está prácticamente sin combustible y podrían recurrir a helicópteros para retirar la carga de algunos contenedores. Uno de los objetivos prioritarios es alcanzar una profundidad al menos 16 metros que permita mover el buque en dirección contraria a la que tomó para terminar atrapado. Varios remolcadores estarán listos para esta operación, por lo que es un operativo muy complejo.

Los esfuerzos de los últimos días para desencallar el Ever Given

Hasta el momento, han conseguido mover la popa y el timón, pero los equipos no parecen muy optimistas. "El timón trabajó para el lado derecho y para el izquierdo, la parte trasera se movió hacia el norte", explica Osama Rabie, portavoz del Canal de Suez.

Ya han dragado unas 20.000 toneladas de arena de la proa, pero continúa atascada. Catorce remolcadores siguen intentando desencajar el barco y la esperanza es que suba la marea y ayude. Yukito Higaki, presidente de Shoei Kisen insiste en que su objetivo es reflotar el barco este domingo por la tarde.

Sin embargo, di no consiguen que el barco se desplace en las próximas horas, habrá que usar grandes grúas terrestres para aligerar parte de la carga. Llevará más tiempo y será más peligroso porque el peso de los contenedores puede desestabilizar el barco.

Ya son más de 300 los buques atascados entre el Mar Rojo y el Mediterráneo. Miles de millones en mercancías bloqueadas, lo que tendrá un coste para España y los bolsillos de los ciudadanos. Para evitar las colas, algunas navieras han decidido rodear África. Pero a repostar en África puede importar peligros porque hay zonas donde abundan los piratas. Así que solo los grandes barcos tienen asegurada una navegación tranquila.

Publicidad