Coronavirus

China abre sus fronteras a pesar del auge de coronavirus mientras Europa busca evitar nuevas variantes

La Unión Europea ha pedido a todos los países que forman el espacio Shenghen que impongan el uso de mascarillas en los vuelos procedentes o con destino a China y que pidan pruebas diagnósticas o certificado de vacunación

Publicidad

China abre sus fronteras a pesar del auge de contagios por coronavirus. Según el gobierno, la situación es predecible y está bajo control.

Pekín ya no considera la COVID enfermedad muy peligrosa y no solo ha relajado las restricciones tras las protestas, ahora también permite viajar.

Viajes por el nuevo año chino

Comienza el nuevo año chino y millones de personas tienen vacaciones, pero los que quieran viajar a Europa, lo tendrán más difícil. La Unión Europea ha pedido a todos los países que forman el espacio Schengen, que impongan el uso de mascarillas en los vuelos procedentes o con destino a China y que pidan pruebas diagnósticas o certificado de vacunación a las personas llegadas del país asiático.

Según la UE, las medidas deben aplicarse a nivel nacional lo antes posible. Epidemiológicamente, nos cuenta la investigadora Ana Fernández-Sesma, debe seguir la vigilancia, por ejemplo en aguas residuales. Los test no son tan importantes porque un pasajero puede dar positivo tres días después de bajar del avión.

Pero la subvariante que amenaza más a Europa, no viene de China, sino de EE.UU. Es un poco más contagiosa, nos cuenta la viróloga del Hospital Monte Sinaí, pero no hay indicios de que sea más grave. Los investigadores creen que con el nivel de vacunación y de inmunidad de grupo que tenemos en Europa, la última subvariante será contagiosa, pero no letal.

Publicidad