DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN

DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN

¿Caro o barato? Comprueba cuánto cuesta conseguir un plato básico de comida en horas de trabajo en diferentes países

Un mismo plato de comida básico consistente en un guiso de arroz o legumbres cuesta 300 veces más en Sudán del Sur que en Nueva York. Aquí puedes comprobar, en el Día Mundial de la Alimentación, el sorprendente porcentaje de ingresos diarios que las personas tienen que dedicar a solo una comida en distintos puntos del planeta.

Plate Of Food

antena3noticias.com | Madrid | 16/10/2018

Si un habitante del Estado de Nueva York quiere cocinar una sopa o un guiso básico tendría que gastar 1,20 dólares, tomando como referencia el coste de los alimentos en ese territorio, es decir, las horas de trabajo que cada persona le tiene que dedicar a este objetivo. Sin embargo, si un habitante de Sudán del sur, un país en riesgo de hambruna quisiera comer exactamente lo mismo tendría que pagar una suma equivalente a más de dos días de sus ingresos, o una cantidad equivalente a 348,36 dólares en la ciudad estadounidense.

Así se desprende del segundo índice 'Contando los frijoles' publicado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) con motivo del Día Mundial de la Alimentación en el que se analiza el coste en 52 países de un plato básico de comida como puede ser un sopa o un estofado de frijoles o lentejas, de arroz, además del agua y el combustible empleado para su cocinado.

De este modo, se puede observar que la comida es cada vez más un bien de lujo en algunos países, sobre todo en aquellos golpeados por conflictos o por la violencia y la inestabilidad económica, hasta el punto que el mismo plato de comida.

El objetivo del índice, que asume una renta per cápita media idéntica para todo el mundo y calcula el porcentaje de la misma empleado por las personas para consumir una comida de 600 kilocalorías, es dar a los consumidores en los países ricos e industrializados el coste que ese mismo plato tendría si vivieran en esos 52 países en desarrollo.

"La comida asequible y las sociedades pacíficas van de la mano", subraya el director ejecutivo del PMA, David Beasley, lamentando que "millones de nuestros hermanos y hermanas no gozan de ninguna de las dos cosas". "La presencia de un conflicto casi constante hace casi imposible cocinar la comida más simple", subraya.

Sudán del Sur, el país más 'caro'

Como en la edición anterior, Sudán del Sur es el país en el que el plato de comida resulta más caro tras casi cinco años de guerra civil, que ha dejado a cerca del 60% de la población necesitada de ayuda humanitaria para sobrevivir. La situación no solo no ha mejorado, sino que el plato básico de comida se ha encarecido con respecto a 2017, cuando costaba 321,7 dólares, frente a los 348,36 actuales.

En segunda posición se sitúa el noreste de Nigeria, donde la insurgencia del grupo islamista Boko Haram ha dejado más de dos millones de desplazados y donde la sequía y las lluvias también contribuyen a deteriorar la situación. Quienes viven en esta parte de Nigeria necesitan 222,05 dólares para adquirir el plato básico de comida, que se ha encarecido con respecto a los 200,32 dólares de 2017.

La medalla de bronce en cuanto al coste del plato de comida se la lleva República Democrática del Congo (RDC), país sumido de forma constante en distintos conflictos en los dos últimos años. En el segundo mayor país del continente hay que pagar 79,46 dólares, lo cual es una mejoría, ya que hace un año el precio era de 82,10 dólares.

De los diez países con los precios más caros, seis se encuentran sumidos en un conflicto. A Sudán del Sur, el noreste de Nigeria y RDC le siguen Malaui (76,19 dólares); Yemen (62,37 dólares), país donde un tercio de la población está al borde de la hambruna; República Centroafricana (60,28 dólares), donde el conflicto ha dejado a la mitad de la población dependiente de la ayuda humanitaria; Mozambique (54,95 dólares); Haití (52,55 dólares); Gambia (44,44 dólares); Madagascar (40,62 dólares) y Siria (39,52 dólares).

En este último país, donde más de la mitad de la población se ha visto desplazada por casi ocho años de conflicto, los precios de los alimentos básicos han caído en el último año, algo que el PMA vincula con el avance de las fuerzas gubernamentales, que han arrebatado terreno a los rebeldes en distintos puntos del país, o que se ha podido acceder a zonas hasta ahora inaccesibles. En 2017, el precio del plato en la provincia de Deir Ezzor, en el sureste del país y reconquistada este año, era de 190,11 dólares.

Perú, el país más 'barato'

El listado de los 52 países lo cierra Perú, donde comprar el mismo plato que alguien que vive en el Empire State de Nueva York le costaría 3,44 dólares. Entre los diez países con los platos más asequibles no hay ninguno en guerra, siendo la mayoría de ellos de la región de las Américas.

El 'top 10' de los países con el plato de frijoles más económico lo completan Laos (3,70 dólares); Jordania (3,89 dólares); Colombia (4,41 dólares); Guatemala (4,48 dólares); Bolivia (5,86 dólares); Egipto (5,91 dólares); Irán (6,51 dólares); Bangladesh (6,56 dólares); y El Salvador (6,86 dólares).

No obstante, pese a que el plato de comida básico pueda parecer más asequible, la agencia de la ONU advierte de que en muchos casos en estos países existe una gran desigualdad, sobre todo en los países iberoamericanos.

El índice de este año, además de incluir a nuevos países, también permite comparar cómo ha evolucionado el precio del plato de frijoles en estos doce meses. En algunos de los países, ahora es más caro adquirir esa comida básica como es el caso de Nicaragua, donde los meses de protestas contra el presidente, Daniel Ortega, han pasado factura en el segundo país más pobre del continente por detrás de Haití. Así, lo que en 2017 costaba 13,08 dólares ahora cuesta 13,68 dólares.

También resulta más caro el plato básico de comida en Birmania, uno de los países menos desarrollados del mundo y donde uno de cada cuatro habitantes vive en la pobreza. El precio ha pasado de 14,61 dólares a 17,31 dólares en los últimos doce meses.

En otros países, por contra, los precios han caído. Tal es el caso de India (7,60 dólares frente a 9,25 dólares), Kenia (8,16 frente a 14,51); Palestina (9,80 frente a 12,19); Pakistán (11,90 frente a 15,86); Nepal (15,75 frente a 27,77) o Somalia, país inmerso en la violencia del grupo terrorista Al Shabaab, donde aún hay 1,5 millones de personas al borde de la hambruna (21,63 frente a 42,12).

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.