Tiroteo Michigan

Así se salvaron varios estudiantes del tiroteo en un instituto de Michigan que acabó con la vida de 3 menores: "Bandera roja"

El tirador, un alumno del centro, entró al instituto con la pistola dentro de la mochila. Uno de los estudiantes grabó el momento en el que él y otros compañeros se agazapan en un aula. La forma de hablar del autor de los disparos les puso en alerta.

Publicidad

Un estudiante de quince años mató este martes a tres compañeros de su instituto en un tiroteo ocurrido en este centro escolar de la localidad de Oxford, en el estado de Michigan (Estados Unidos). Varios de los alumnos lograron salvar la vida después de escuchar hablar al autor de los disparos.

El lenguaje coloquial empleado por el joven, que intentó hacerse pasar por un policía para hacer salir de las aulas a los estudiantes, puso sobre alerta a sus compañeros de estudios, que decidieron esconderse y esperar. "Ha dicho 'hermano', bandera roja", dice uno de ellos.

Uno de los alumnos que se escondió junto a varios compañeros en una clase grabó el momento. La angustia, las conversaciones a media voz que mantienen entre todos y la forma en la que, al final, consiguen escapar.

Pistola adquirida 4 días antes

Según los datos facilitados por la policía, el presunto asesino entró al centro con el arma semiautomática -comprada cuatro días antes por su padre- escondida en la mochila. El tiroteo dejó a otras seis personas heridas, entre profesores y alumnos, que ya están ingresadas en el hospital.

En comparecencia de prensa, que pudo seguirse en redes sociales, la policía explicó que el suceso duró sólo unos minutos desde que los agentes llegaron ante las llamadas de alerta de que había un tirador en el instituto.

En poco minutos, "cinco", según el representante policial, los agentes lograron reducir y detener al chico, que no obstante ya había disparado sobre múltiples víctimas.

El tirador no resultó herido y "se rindió sin problemas". Por el momento no ha dado ninguna razón por la que cometió el crimen y ha pedido un abogado, según el ayudante del sherrif.

McCabe destacó por otra parte la rapidez con la que los responsables del instituto y los alumnos supieron reaccionar para evitar una tragedia mayor, siguiendo todos los protocolos para protegerse del tirador a la espera de la policía.

Publicidad