Alcantarillado

Publicidad

Coronavirus

Las alcantarillas pueden ayudar a predecir nuevos brotes de coronavirus gracias a las aguas residuales

Las alcantarillas ofrecen datos de brotes casi en tiempo real, ya que constantemente recolectan heces y orina que pueden contener el coronavirus derramado por humanos infectados.

En resumen

  • El estudio, elaborado por investigadores científicos, ha sido publicado en la revista Science
  • Mayores concentraciones de virus en las aguas residuales corresponden a un mayor número de personas infectadas

Científicos franceses han detectado altos niveles de coronavirus en los sistemas de alcantarillado y purificación de aguas de París. Al muestrear las aguas residuales en la ciudad francesa durante más de 1 mes, los investigadores han detectado un aumento de las nuevas concentraciones de coronavirus que corresponden a la forma del brote de COVID-19 en la región.

"Esta visibilidad también nos ayudará a predecir una segunda ola de brotes", dice Sébastien Wurtzer, virólogo de Eau de Paris, la empresa de servicios públicos de agua de la ciudad. Wurtzer y sus colegas se han encargado de realizar este estudio, publicado en la revista Science.

Las alcantarillas ofrecen datos de brotes casi en tiempo real, ya que constantemente recolectan heces y orina que pueden contener el coronavirus derramado por humanos infectados. Mayores concentraciones de virus en las aguas residuales corresponden a un mayor número de personas infectadas que contribuyen al sistema de alcantarillado.

Para el estudio de París, Wurtzer y sus colegas tomaron muestras de aguas residuales de hasta cinco plantas del área de París dos veces por semana entre el 5 de marzo y el 7 de abril. Notaron "altas concentraciones" de ARN viral varios días antes del 10 de marzo, el primer día en que Paris registró múltiples muertes por COVID-19.

Las concentraciones continuaron aumentando unos días antes de una aceleración en casos clínicos y muertes en París. "Tenemos una curva muy clara que precede a la curva en número de casos clínicos, y ahora con confinamiento, vemos un aplanamiento de esa curva", dice Laurent Moulin, coautor del estudio y microbiólogo también en Eau de Paris.

El monitoreo de alcantarillado puede ilustrar el momento y la escala de los brotes que actualmente son difíciles de visualizar debido a la falta general de pruebas en humanos.

Publicidad