Japón cuenta a partir de este martes con el primer restaurante Ninja del mundo. En él sus comensales podrán convertirse en auténticos guerreros por un día, a la vez que degustar un suculento menú oriental.

Vestidos con el tradicional traje Ninja, sus creadores garantizan al público una experiencia "realmente emocionante".