La investigación que sentó en el banquillo a una Infanta

La investigación que sentó en el banquillo a una Infanta

Las razones por las que el abogado de la infanta Cristina defendía su inocencia

El 22 de junio de 2016, tras cinco meses de juicio, la presidenta del Tribunal pronunciaba las palabras clave: "El juicio queda visto para sentencia". Los acusados tenían una última oportunidad para defenderse, sin embargo, ninguno quiso añadir nada a lo dicho por sus abogados. El letrado de la Infanta Cristina sí habló para alejarla de toda responsabilidad de la empresa Aizoon.

Seguro que te interesa

La investigación sobre la corrupción política en Baleares adquirió una dimensión distinta cuando, en el año 2010, el caso Palma Arena llevó a desgajar la investigación sobre Iñaki Urdangarin y su socio, Diego Torres.

Sus negocios, cobrando a entidades públicas por asesoramiento y organización de eventos, llevaron a sospechar que esos cobros pudieron ser ilícitos y que, incluso, podrían haber terminado en el extranjero u ocultándose a Hacienda.

Tras meses de juicio oral, el 22 de junio de 2016, el juicio por el Caso Nóos quedó visto para sentencia. Los acusados, que tenían la oportunidad de añadir unas últimas palabras no quisieron añadir nada a lo dicho por sus abogados. Tampoco Iñaki Urdangarin ni su esposa, la Infanta Cristina.

Sí lo hizo el abogado de la Infanta Cristina, Pau Molins, quien insistió en alejarla de toda responsabilidad de la empresa familiar Aizoon, asegurando que todo lo gestionaba su marido. Molins recordaba que la Infanta no se encargaba de Aizoon por sus "numerosas obligaciones" y pasaba a detallarlas: "Madre de cuatro hijos, empleada de la Caixa y representación en la Casa Real".

Antena3.com | Madrid | 13/02/2018

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.