Adriana Lastra e Irene Montero han hablado por teléfono. Aunque no han avanzado las negociaciones, Lastra y Montero se han emplazado a seguir dialogando y tener una vía abierta de comunicación, según han informado fuentes socialistas.

La conversación se ha producido después de que la vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, avanzara en declaraciones a la cadena ser que llamaría a Irene Montero, portavoz de Unidas Podemos, para retomar los contactos con vistas a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Lastra tomó la palabra de Montero y aseguró que "esta misma tarde" se podrían sentar para "hablar" de un acuerdo programático, parlamentario e institucional, "que es a lo que se han negado".

"Bienvenida sea la rectificación, si lo es, y esta misma tarde yo también estoy dispuesta a sentarme", dijo Lastra aceptando el ofrecimiento de diálogo que minutos antes había lanzado la portavoz de Unidas Podemos en la misma emisora.

Reiteró que no sirve un gobierno de coalición porque una coalición se forma cuando las fuerzas parlamentarias suman mayoría, y con Unidas Podemos “no sumamos”. Por eso reiteró la oferta de un gobierno de cooperación del PSOE con Unidas Podemos.

Irene Montero dice que no se llegó a la fase de hablar de una Vicepresidencia para Iglesias

La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, no negó este miércoles que el presidente del grupo parlamentario, Pablo Iglesias, reclamara una Vicepresidencia del Gobierno en su negociación de investidura con el candidato, Pedro Sánchez; eso sí, dijo que "ojalá esa información fuese verdad" y "pudiéramos estar hablando de esa fase final de la negociación que son los equipos", pero que "desgraciadamente no hemos podido llegar".

Tal fue la respuesta que dio Montero en declaraciones a la Ser cuando se le preguntó repetidamente si, como fuentes del PSOE y Moncloa afirmaron ayer y otras de Podemos tacharon de “absolutamente falso”, Iglesias pidió a Sánchez una Vicepresidencia y eso hizo imposible que llegaran a un acuerdo en su entrevista de ayer en el Congreso.

En su respuesta menos ambigua, ella aseguró que "desgraciadamente no hemos podido llegar" a ese momento de negociar vicepresidencias. La número dos de Podemos reprochó una y otra vez al PSOE su "intención inamovible de imponer un Gobierno de partido único", pero aventuró que "después de la tormenta, viene la calma", y Sánchez, "igual que ha entendido que tiene que negociar sus medidas con otros que también tenemos legitimidad, terminará entendiendo, aunque le cueste entrar en la cultura de la coalición tan extendida en Europa, tiene que negociar también los equipos y los gobiernos".