El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha considerado que "no se dan las condiciones" para que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, "sea miembro del Gobierno". En una entrevista en 'Al rojo vivo' en la Sexta, Sánchez ha señalado que hay varias razones que sostienen esa tesis, entre ellas ha destacado las diferencias con Podemos sobre Cataluña, y ha explicado que no se puede "permitir el lujo de tener a un vicepresidente" que "por lealtad" lo único que haga ante una crisis en este asunto sea "mirar para otro lado o silenciar", ya que Iglesias defiende que hay presos políticos.

El principal escollo para un acuerdo es la participación de Pablo Iglesias en el gobierno: "El 99,99 por ciento de las conversaciones no han sido de contendidos, han sido los cargos de Podemos". Sánchez explica sus ofertas a Podemos, que no coinciden con la versión de Pablo Iglesias.

Sánchez también menciona una razón, funcional que dificulta el acuerdo con Podemos, y pone el ejemplo de La Rioja: "El señor Iglesias no garantiza una responsabilidad en las decisiones y el comportamiento de integrantes significados de su partido".

El candidato socialista también está pidiendo a PP y Cs que se abstengan, para no bloquear la legislatura, pero a Podemos le dice que esta es la única oportunidad de acuerdo: si vota no o se abstiene no habrá segunda vuelta.