El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que él no quiere tirar la toalla ante la posibilidad de llegar a un acuerdo para la investidura del socialista Pedro Sánchez, y se ha mostrado dispuesto a ceder todavía más para alcanzar ese acuerdo: "Se nos están poniendo demasiadas excusas, no hemos parado de ceder desde el principio". En 'Al Rojo Vivo' de La Sexta, después de que Sánchez diese por rotas las negociaciones con Unidas Podemos tras la convocatoria de la consulta ha asegurado el líder de Podemos, que dice estar dispuesto a retomar la negociación y a renunciar a sus pretensiones "todavía más", siempre que el PSOE no ponga vetos ni líneas rojas.

Sobre el sentido de su voto en la investidura dice que "lo van a decidir los inscritos" en la consulta organizada, pero "no quiero tirar la toalla, no quiero entender que esto es una investidura fallida". Mantiene que el candidato no puede dar por rotas las negociaciones "nunca" y menos con su socio de izquierdas para ir a buscar, acto seguido, a la derecha".

Dice que no han hablado de ninguna responsabilidad en concreto, pero que será "Unidas Podemos quien decida... yo jugar un papel, por supuesto, a las órdenes del presidente del Gobierno" en un gobierno de coalición.

Iglesias declara que "a mi, en ninguna mesa me han planteado ningún veto, pero si el PSOE los tiene que lo explique públicamente".