Pablo Casado, ha participado esta mañana en una convención por la cohesión territorial de su partido en Toledo. En este acto, el presidente del Partido Popular se ha vuelto a mostrar muy duro con el diálogo entre el gobierno de Pedro Sánchez y Quim Torra. Arropado por su gente, Casado ha asegurado que se compromete a que no habrá más mesas bilaterales con autonomías, como la que hubo en Pedralbes. "Fue una vergüenza nacional. Parecían dos jefes de Estado negociando cuando eran el Presidente del Reino de España con un presidente de una Comunidad Autónoma", ha añadido.

El presidente del PP se ha desmarcado de VOX asegurando que su partido defiende el Estado de las Autonomías. A pesar de ello, ha recordado que hay competencias que recaen en las Autonomías como la educación, que deberían ser vigiladas por el Estado.