Para la visita al mausoleo donde están enterrados Mohamed V y Hassan II - el padre y el abuelo del rey alauita - doña Letizia ha elegido vestir de blanco, señal de luto en los países musulmanes, y con el velo en la cabeza como muestra de respeto. Sin embargo, lo que ha sorprendido esta vez es que el traje es el mismo que escogió para anunciar su compromiso con el entonces príncipe Felipe.

Con el modelo de Armani, junto a la hermana pequeña de Mohamed VI, que ejerce funciones de primera Dama, han visitado una escuela para niños con dificultades, donde les han ofrecido una demostración de lo que aprenden. Allí, Letizia ha conversado con los alumnos y se ha mostrado muy cariñosa con los más pequeños.

En la cena de gala, la Reina volvió a resaltar con su estilismo, con un sobreabrigo brocado en plata, de Felipe Varela, su modisto de cabecera.

Te puede interesar

Último discurso del Rey en Rabat: "Queda mucho por hacer para que España y Marruecos se conozcan mejor y trabajen más juntos"

España y Marruecos firman once acuerdos para reforzar su relación "estratégica"