El padre de Diana Quer, Juan Carlos Quer, ha presentado en el Congreso de los Diputados 3.200.000 firmas contra la derogación de la prisión permanente revisable. "Me pareció que no había que irse a llorar sino a intentar cambiar las cosas", dice el padre de la joven asesinada en Espejo Público.

Inició esta campaña cuando apareció el cadáver de su hija el 1 de enero de 2018 y que ha recibido el apoyo de "personas de izquierdas, de derechas y de centro porque la protección de nuestros hijos, de la mujer, de las jóvenes es una cuestión de sentido común que no debe obedecer a ideología alguna".

Quer dice que "7 de cada 10 ciudadanos españoles de todas las ideologías quieren que se mantenga vigente esta ley en nuestro Código Penal" y pide a los políticos que "acepten y reconozcan esta reivindicación y cambien su postura y si no, serán los ciudadanos de nuestro país los que van a sancionarles". Pide una reunión a los líderes políticos para conocer la posición de los diferentes grupos parlamentarios.

La prisión permanente revisable es una condena que se introdujo en el Código Penal en 2015 y que existe en otros países europeos. "Lo que hace es garantizar a la sociedad que delincuentes, asesinos y violadores en serie peligrosísimos no sean puestos en libertad sino están rehabilitados de un modo efectivo", añade Juan Carlos Quer.