El Ministerio del Interior, dirigido por el ministro Fernando Grande-Marlaska, ha acordado proporcionar un servicio de protección policial al líder de Vox, Santiago Abascal, y a su número dos en el partido, Javier Ortega Smith.

En concreto, según desvela el medio 'El Confidencial', será un servicio multipersonal para los políticos de Vox con el objetivo de evitar agresiones u otros problemas durante la campaña de las elecciones generales.

Una vez pasadas las elecciones, que tendrán lugar el próximo 28 de abril, técnicos del Ministerio decidirán si alargan la protección o la retiran.

La formación de Abascal había solicitado hasta en tres ocasiones este servicio desde las elecciones andaluzas alegando que habían recibido amenazas.

Ahora Abascal y Smith tendrán que decidir si aceptan el ofrecimiento de Marlaska dado que optaron por contratar un servicio de seguridad privada ante el silencio del Ministerio de Interior.