Publicidad

España

Pablo Casado e Inés Arrimadas no se saludan en el homenaje a las víctimas del 11-M tras la moción en Murcia

El terremoto político con epicentro en Murcia ensancha la distancia entre PP y Ciudadanos: frialdad entre Casado y Arrimadas en el homenaje a las víctimas del 11-M.

El terremoto político ha provocado un efecto inmediato en el bloque de centroderecha, ampliando la distancia entre PP y Ciudadanos. Una imagen lo refleja: Pablo Casado e Inés Arrimadas ni se han saludado en el acto de homenaje a las víctimas del 11-M.

Roto su pacto en la Comunidad de Madrid, ahora lo que está en juego es si finalmente hay elecciones el 4 de mayo, como da por seguro la presidenta Isabel Díaz Ayuso. Esa decisión está ya en manos de los tribunales.

Mociones o elecciones. Ayuso está convencida de que sacarán las urnas y van a por todas: "Quisiera gobernar sola". El que era su vicepresidente, Ignacio Aguado, prefiere no decantarse: "El Constitucional tendrá que resolver por una decisión caprichosa".

Casado: "Me llamó tres horas antes"

Sí se posicionan, a favor de la moción, PSOE o Más Madrid: "Hablaremos con todos los grupos", expresa Ángel Gabilondo. "Hay que tramitar las mociones", pide Isa Serra. Enfrente, Vox: "Vamos a luchar para que la izquierda no asalte Madrid", señala Monasterio.

Si hay elecciones Ayuso y Aguado no descartan volver a pactar, y eso que la relación entre PP y Ciudadanos, a nivel nacional, está muy dañada. Este 11-M Casado y Arrimadas han coincidido en un acto y no han cruzado palabra.

Arrimadas insiste en justificar la moción en Murcia: "Lo difícil es hacer lo correcto, cientos de personas se han saltado la cola de la vacuna". Casado responde con este reproche: "Me llamó tres horas antes de lo ocurrido, es irresponsable". Santiago Abascal, desde Murcia, recuerda al PP que su socio no era de fiar.

Publicidad