El cabo de la Guardia Civil con cuyo testimonio ha arrancado este jueves el juicio por el procés en el Tribunal Supremo ha apuntado la incautación al exsecretario de Hacienda de Generalitat, Josep Lluis Salvadó, de diversa documentación que apuntaba la preocupación de los líderes independentistas por conseguir financiación para sostener su futura república, entre los que ha destacado un e-mail en el que se apuntaba la necesidad de buscar unos 11.000 millones de euros en China.

Según este testigo, al que se encomendó la búsqueda de facturas que demostraran la comisión de un posible delito de malversación, del análisis de la documentación incautada pudo inferir una preocupación de los líderes independentistas por conseguir unos 4.500 millones de euros que se calcularon como imprescindibles para mantener la independencia en el 'impasse' que iba a producirse entre la declaración unilateral de independencia y la puesta en marcha de una Agencia Tributaria propia.

En relación con esos 4.500 millones euros, el agente del Instituto Armado ha señalado que según los documentos analizados ya se había cerrado un plan para empezar a cobrar los impuestos del sector público catalán, lo que se lograría mediante la firma de convenios con todas las entidades para que empezaran a liquidar a la agencia tributaria catalana.

A partir de ahí, y según un correo electrónico sin remitente encontrado en un 'pen drive' incautado a Salvadó, era también necesario conseguir 11.000 millones de financiación en China, a los que se sumaban otros 6.000 millones procedentes de los Ayuntamientos y otros 1.300 millones de ingresos propios. Todas estas cantidades --que suman más de 22.000 millones de euros-- serían necesarios para el mantenimiento económico de la futura república.

También te puede interesar...

Un guardia civil sitúa a Torra en la nave donde guardaban 10 millones de papeletas "para el referéndum"

Un guardia civil confirma la orden de Salvadó a su secretaria el 20-S: "Coge los papeles y tíralos por el patio"