La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, tildó este miércoles de intento de "imposición" y de "órdago" la oferta de investidura realizada este martes por Podemos al PSOE, que pide una vicepresidencia social y tres ministerios para apoyar a Pedro Sánchez y evitar una repetición de las elecciones generales.

En declaraciones a la Cadena Ser, Calvo señaló que las demandas de la formación morada en esta nueva oferta son "las mismas" que en julio y que ya fueron rechazadas por el PSOE.

Según la 'número dos' del Ejecutivo, las pretensiones de ministerios planteadas por el partido de Pablo Iglesias suponen una "imposición", a pesar de que tienen tres veces escaños menos que los socialistas. "No es razonable", afirmó Calvo respecto a esta nueva oferta de Podemos, que tildó de "órdago".

Al mismo tiempo, la vicepresidenta sostuvo que "no es comparable" el Gobierno de la nación con el de las comunidades autónomas, algo que la formación morada ha puesto como ejemplo de que es posible compartir responsabilidades con el PSOE.

Al mismo tiempo, la vicepresidenta rechazó que representantes de la formación morada insistan en decir que quieren entrar en el Ejecutivo central para vigilar a los socialistas. A este respecto, la 'número dos' del Gabinete de Sánchez dijo que su fuerza política "no necesita comisarios" que les controlen.

Asimismo, Calvo se refirió a que la fórmula de reparto de Gobierno de coalición que propone el partido de Iglesias no ha funcionado en Italia, donde el Movimiento 5 Estrellas no ha conseguido, por ejemplo, abrir los puertos del país a los inmigrantes, algo a lo que se ha venido oponiendo la Liga Norte.