El Gobierno ha reconocido por primera vez que no les dará tiempo a exhumar a Francisco Franco del Valle de los Caídos antes de las elecciones generales del 28 de abril. "Hemos acabado la actuación administrativa y, si el Gobierno tiene tiempo, procederá a hacer lo que ha sido su intención desde el principio", ha asegurado la portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Isabel Celaá.

Celaá ha avisado a la Iglesia del "daño reputacional de magnitud significativa" que supondría para la propia Iglesia someterse a los deseos del prior del Valle de los Caídos, que hasta el momento se ha negado a la exhumación. "Si la Iglesia se sometiera a los deseos del prior, la Iglesia tendría un daño reputacional de magnitud significativa", ha asegurado la portavoz del Gobierno.

Además, se ha mostrado convencida de que "la Iglesia no se opondrá" a la exhumación. "La Iglesia no se opondrá, así nos lo ha hecho saber, a la exhumación de los restos de Franco, entendiendo que es facultad del poder civil y que efectivamente habrá de seguir las instrucciones del poder civil", ha asegurado.

El prior del Valle de los Caídos Santiago Cantera, precisó este jueves que la comunidad benedictina acatará la decisión de los tribunales y no del Gobierno sobre la exhumación de los restos de Franco. "La comunidad benedictina respetará la decisión de la autoridad civil que en este caso no es el poder ejecutivo, sino la autoridad judicial, como recordó el Tribunal Supremo, ya que existe el derecho a recurrir y a solicitar la tutela judicial", explicó Cantera en declaraciones a Europa Press.