La candidata socialista a la presidencia de La Rioja, Concha Andreu, ha asegurado este lunes durante la primera sesión del pleno de investidura que llega "para cambiar aquello que no podemos aceptar" con "lealtad institucional, más diálogo, más autogobierno y reivindicación" y un cambio "en las formas, en los objetivos y en la actitud".

Concha Andreu ha realizado estas declaraciones durante su discurso ante la Cámara regional donde ha presentado sus objetivos programáticos de cara a la nueva legislatura si obtiene los apoyos suficientes y ha hecho un "llamamiento sincero a Podemos" para que "anteponga el interés general de La Rioja a cualquier otro".

Este martes será el día en que los diputados regionales voten si aceptan o no su candidatura a presidenta. La cámara riojana cuenta con 33 diputados y, en las pasadas elecciones, el PSOE obtuvo un apoyo de 15 escaños en las urnas. Para ello, necesita dos diputados más para conseguir la mayoría absoluta. Uno que ya tiene conseguido con IU, pero no ocurre lo mismo con Podemos que será clave para ver si el PSOE consigue su objetivo.

En este punto, la candidata ha explicado que "después de 24 años de gobierno del PP" ofrezco "una mirada progresista, con sensibilidad social y aplicando políticas de izquierdas, como han pedido en las urnas la mayoría de los riojanos". Ante ello ha agradecido la colaboración de IU y ha hecho "un llamamiento sincero a Podemos" y a su diputada Raquel Romero para que "anteponga el interés general de La Rioja a cualquier otro. Si así lo hace, me encontrará a su lado, a mí y al PSOE".