120.00

Publicidad

Negociación

El Gobierno inicia la difícil búsqueda de apoyos para los complicados presupuestos de la salida del coronavirus

La bajada de la presión que supone la contención de la pandemia de coronavirus reabre otra vez la agenda política y no sin problemas: el Gobierno necesita apoyos para unos presupuestos difíciles y más si los posibles socios tienen posturas divergentes.

El Gobierno se prepara para buscar acuerdos para sus presupuestos y Pedro Sánchez apela a la unidad para superar la crisis que deja el coronavirus. Espera sumar a Ciudadanos como un aliado más, pero eso no va a resultarle tan fácil como sumar los votos de Ciudadanos para el respaldo al estado de alarma.

PP no, ¿Ciudadanos?

El presidente del Gobierno ha vuelto a hacer un llamamiento a la unidad: "La reconstrucción será más rápida con unidad política, instituciones, partidos políticos y agentes sociales". Pone el foco en el PP, pero los populares se quejan de que es él el que rechaza los acuerdos propuestos y prefiere mirar a Bildu y Esquerra: "El patriotismo es defender los intereses de España, no callarse ante los errores del Gobierno", dice su presidente, Pablo Casado.

Mientras, el ejecutivo quiere atraer a Ciudadanos, y aunque aseguran que no hablaron de los presupuestos en la nueva reunión, los de Arrimadas ya advierten de que si Sánchez no cambia de rumbo, no contará con ellos. Melisa Rodríguez especifica: "Si siguen con las políticas surrealistas de Podemos diremos no".

Es lo que hay

A algunos dirigentes socialistas tampoco le gustan los socios del gobierno, pero se resignan. El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara dice que no le gusta el actual Gobierno, pero es lo que han decidido los ciudadanos con su voto. Pide que no se excluya a ningún partido de las negociaciones.

Publicidad