Una filtración de agua ha provocado que el techo de los juzgado de Martorell, en Barcelona, se caiga sobre los funcionarios. El CGPJ considera que existen “riesgos” para los jueces que trabajan allí por el estado de deterioro del edificio y por eso, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha anunciado este miércoles que suspende de forma inmediata la actividad de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción números 1 y 5 de Martorell (Barcelona) debido a deficiencias en las instalaciones.

Además, el CGPJ ha advertido a la Generalitat de Catalunya de que suspenderá toda la actividad judicial de los juzgados si hasta el próximo 30 abril no han arreglado los desperfectos del edificio.

El departamento de Justicia considera precipitada la decisión del CGPJ. En una nota de prensa, la Conselleria asegura que, de confirmarse la suspensión parcial, se trataría de una medida unilateral inédita en todo el Estado, desproporcionada e injustificada”. “El departamento de Justicia es partidario de soluciones acordadas con el diálogo necesario y de acuerdo con las limitaciones presupuestarias”