La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha fijado el debate de investidura del presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, para los próximos 22 y 23 del presente mes de julio.

Así lo ha anunciado la propia Batet, en rueda de prensa en la Cámara Baja, tras haber mantenido un contacto telefónico con Sánchez, que continúa en Bruselas ante la falta de acuerdo entre los líderes de la UE respecto al reparto de poder en los principales puestos en las instituciones comunitarias.

Fijándose la primera votación para el 23, en la que Sánchez necesitaría mayoría absoluta para ser investido, la segunda tendría lugar 48 horas más tarde, el jueves 25. En esta segunda al candidato ya le valdría con una mayoría simple del Pleno de la Cámara para ser proclamado presidente.

Esta fecha supone también que, en caso de que la investidura no salga adelante en julio ni tampoco en las ocasiones sucesivas en que Sánchez decida intentarla a lo largo del plazo de dos meses que establece la Constitución, las cámaras se disolverían automáticamente el 23 de septiembre y las nuevas elecciones generales tendrían lugar el 10 de noviembre.