El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (c-i) y el presidente francés, Emmanuel Macron (c-d), en una ofrenda floral en la tumba del expresidente de la República Manuel Azaña

Publicidad

Exilio

Así ha sido el homenaje de Pedro Sánchez y Emmanuel Macron ante la tumba de Manuel Azaña

Los dos mandatarios se han reunido para celebrar una cumbre bilateral cuyo acto más simbólico ha sido la visita a la tumba de Azaña, en la que han depositado una corona de flores

Uno de los principales actos que incluía la cumbre bilateral entre España y Francia celebrada este lunes por Pedro Sánchez y Emmanuel Macron en Montauban era el homenaje a la tumba de Manuel Azaña, último presidente de la República española.

El acto quedó algo eclipsado por la decisión, horas antes, de Pablo Iglesias de renunciar a la vicepresidencia del Gobierno para presentarse como candidato de Unidas Podemos en las elecciones de la Comunidad de Madrid.

La rueda de prensa conjunta que dieron Sánchez y Macron, de hecho, giró en gran parte en torno a ese tema. Tras la comparecencia de ambos mandatarios, en cualquier caso, llegó el momento más solemne y simbólico de la jornada: la entrega de flores de ambos presidentes frente al sepulcro de Azaña.

Llamada a la paz

"Tras la victoria de Franco, Manuel Azaña, el último presidente de la Segunda República española, eligió Francia como refugio, la localidad de Montauban. En 1938, su llamada a la paz suponía la esencia de nuestro proyecto europeo. Con Pedro Sánchez, le rendimos homenaje", ha dicho en Twitter Macron.

El presidente galo ha dicho previamente, en rueda de prensa, que "no olvidaremos nunca a los numerosos republicanos españoles que se unieron a la Resistencia francesa y nos permitieron mantenernos libres".

No se contempla el traslado a España de los restos mortales

Sánchez, mientras, ha expresado que no contempla que los restos del último presidente de la II República sean trasladados a España porque "tienen que descansar donde fueron enterrados" y porque sus familiares también se oponen al traslado.

La cumbre ha servido, además, para firmar un convenio de doble nacionalidad entre ambos países y, entre otras cosas, para analizar los retos de la UE a causa de la pandemia.

Publicidad