Las negociaciones entre la dirección y los sindicatos de Nissan en Barcelona para acordar el ajuste de plantilla planteado por la empresa se han roto esta madrugada de manera abrupta y la multinacional estudia ahora las medidas a tomar, sin descartar ningún escenario.

Fuentes de la empresa han explicado a Efe que las conversaciones que se mantenían con la mediación de la Generalitat se han cerrado sin acuerdo, pese a que se había avanzado en puntos respondiendo a las demandas de los sindicatos, por lo que la situación ahora es de "mucha incertidumbre" ante "la irresponsabilidad" del comité.

Durante todo el jueves, el comité y la dirección de Nissan en Barcelona estuvieron reunidos intentado alcanzar un acuerdo previo a la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) formal para reducir 600 empleos en las plantas de Zona Franca y de Montcada i Reixac.