La Comisión Europea lleva meses buscando planes de contingencia sobre todo en sectores clave como son las aduanas, como es el tráfico aéreo, al ser sectores en los que si no se hace nada sufrirían una ruptura total del tráfico y esto conllevaría un caos para todos los pasajeros.

Una de las aerolíneas que más se juegan en el brexit es Iberia que incluso podría verse obligado a dejar de volar en España ya que su dueño sigue siendo británico. Y por supuesto, también, las empresas españolas.

Por lo que las empresas españolas se preparan, solo las del Ibex35 podrían tener en juego 38.000 millones de euros. El responsable Brexit KPMG España, Antonio Hernández, considera que "ya muchas (empresas) piensan que pueden haber un Brexit duro y eso ya les hace trabajar".

Una empresa canaria envía el 30% de su exportación de albahaca va a Reino Unido, por lo que buscan rápidas soluciones. Algo similar pasa con las empresas de frutas y hortalizas.