Campeonato de cadetes en Italia. La árbitra, de solo 22 años, tiene que aguantar los insultos de la grada: "¡Ve y prostitúyete!".

Pero su paciencia llega al límite con uno de los jugadores. El futbolista de 14 años se baja los pantalones y le insinúa que le practique una felación.

Giulia no se lo piensa dos veces. Le muestra la cartulina roja y continúa el partido. Los insultos y el feo gesto del niño están siendo investigados por la Federación Italiana.

De momento, el club al que pertenece el futbolista ha sido multado solo con 100 euros. Su presidente ha pedido disculpas e incluso lo ha considerado como una traición.

Te puede interesar:

La genial idea de una árbitra para evitar los insultos durante los partidos

"Qué ovarios tienes": el acta viral de una árbitra de 15 años tras ser vitoreada por la grada