Víctor Valdés decidió retirarse de la Otten Cup, un torneo de pretemporada en Holanda que disputaba el juvenil A del FC Barcelona. El exportero tomó la decisión al perder la semifinal contra el PSV por un gol a cero.

Tras el encuentro, la final de consolación debía jugarse una hora después, tiempo que Víctor Valdés vio insuficiente para la recuperación de sus pupilos. Las razones del imprevisto las escribió en un comunicado firmado con su propio nombre.

"He tomado la decisión personal como máximo responsable de mi grupo de jugadores, de no disputar el partido", rezaba el texto, a lo que continuó con las razones de la iniciativa: "Mi decisión está basada únicamente en salvaguardar la salud de mis jóvenes jugadores. Ante el alto riesgo de lesión en mi plantilla, o algo más grave a nivel cardíaco que podría ocurrir de no tomar esta decisión, asumo toda la culpa y responsabilidad", escribió.

El FC Barcelona respalda su decisión en un comunicado que publicó en sus redes sociales. "El Barça no ha disputado el tercer y cuarto lugar de la Otten Cup debido a que el elevado número de jugadores lesionados por la intensidad del torneo hacían imposible presentar un equipo en condiciones sin poner en riesgo la salud de los deportistas", se puede leer en Twitter.

 

"Yo a los míos siempre les protegeré sin importar las consecuencias", finalizó el comunicado el entrenador. Desde luego, el antiguo portero del primer equipo azulgrana ha llegado con pie firme a la Masía y no le importa el precio que haya que pagar por sus principios.