Puyol siempre fue conocido por su intensidad jugando al fútbol. Ahora que está retirado parece que no la ha perdido, aunque sea practicando otro deporte en su tiempo libre.

El excapitán del F.C. Barcelona ha subido a su cuenta de Instagram una foto en la que aparece ensangrentado tras haber roto una pared de cristal mientras jugaba al pádel. "¿Algún día aprenderé a dosificar?", comentaba el propio Puyol en la descripción de la foto.

Aunque el golpe haya podido parecer muy aparatoso, las heridas no son graves y simplemente se ha quedado en un susto.