Juegos Olímpicos de Tokio 2020

El emperador de Japón, preocupado por que los JJOO puedan generar un repunte de contagios de coronavirus

Naruhito, emperador de Japón, ha mostrado su inquietud ante la posibilidad de que los JJOO de Tokio provoquen un incremento de casos de coronavirus en el país.

Publicidad

A menos de un mes para el comienzo de los Juegos Olímpicos de Tokio, en Japón sigue habiendo dudas sobre si su celebración provocará un incremento o repunte en los casos de coronavirus en el país.

Esta vez quién se ha alertado sobre este riesgo no es otro que el emperador de Japón, Naruhito, quien ha mostrado su "preocupación" sobre esta cuestión.

El emperador, quien ejerce el cargo simbólico de presidente honorífico de los Juegos de Tokio 2021, ha trasladado a su entorno más cercano "su gran preocupación por la actual situación de los contagios", según indicó en rueda de prensa el responsable de la Agencia de la Casa Imperial nipona, Yasuhiko Nishimura.

"Creo que le preocupa que haya voces de inquietud entre el público y que la celebración de los Juegos pueda derivar en una expansión de los contagios", explicó Nishimura.

Hace unos días Japón autorizaba la presencia de público en los JJOO, con un límite de 10.000 espectadores en las gradas y con la posibilidad de celebrar eventos a puerta cerrada en caso de un repunte de contagios de coronavirus.

Naruhito confía en que la organización de los JJOO evite nuevos contagios

El emperador, quien solo se dirige de forma directa a la ciudadanía en contadas ocasiones como el día de su cumpleaños, también expresó su confianza en que los organizadores "hagan todo lo posible" para evitar un repunte de los contagios durante el evento, a través del oficial de la Agencia de la Casa Imperial.

El pasado lunes se levantó el estado de emergencia sanitaria por coronavirus que estaba vigente en Tokio y otras regiones del país después de que los contagios se mantuvieran a la baja desde mediados de mayo.

Los Juegos de Tokio se celebrarán en formato burbuja y entre amplias limitaciones para todos sus participantes, especialmente para los venidos del exterior de Japón, incluidos los deportistas olímpicos que deberán pasar PCR diarias y unas exigentes medidas sanitarias.

Publicidad