El séptimo encierro de San Fermín 2019, multitudinario al coincidir en sábado, ha durado 2 minutos y 12 segundos y ha propiciado bonitas carreras de los mozos que se han podido situar entre los astados, que han dejado huecos entre ellos.