Lola Flores

¿Sabías que Lola Flores habría cumplido 100 años hoy 21 de enero?

La bailaora, cantante y actriz Lola Flores nació el 21 de enero de 1923 en Jerez de la Frontera, Cádiz. Se convirtió en un símbolo de la España del siglo XX. Para celebrar el centenario de su nacimiento, recordamos cómo fue su vida contada en primera persona por la propia Lola.

Publicidad

María Dolores Flores Ruiz, más conocida como Lola Flores, demuestra desde muy pequeña sus cualidades para el cante y el baile. Inicia una relación con otro artista y cantaor, Manolo Caracol, que duraría ocho años. Junto a él graba 'La zarzamora' y rueda dos de sus grandes éxitos, 'Embrujo' y 'La niña de la venta'. Finaliza su relación con el cantaor en 1951, cuando Lola Flores parte a hacer las Américas.

“No canta ni baila, pero no se la pierdan”, dijo de ella The New York Times. Allí rueda 'Pena, penita, pena' y 'La Faraona'. De vuelta a España, alterna el cine con giras y espectáculos teatrales por todo el mundo. Convertida en una estrella durante el franquismo, mantiene relaciones con futbolistas, toreros y directores de cine hasta que a finales de los años 50 conoce al que será su marido Antonio González, 'El Pescaílla'. Se casaron en el monasterio de El Escorial en 1957. De su matrimonio nacieron Lolita, Antonio y Rosario, todos dedicados a la música.

En marzo de 1987 comenzaron sus sonados problemas con Hacienda por no haber hecho la Declaración de la Renta durante tres años. El fiscal solicitó prisión, una multa de 96 millones de pesetas e indemnización de 52 millones de pesetas. Se libró de la cárcel, pero tuvo que pagar 28 millones.

En los años 90 se intensifican sus apariciones en televisión. En Antena 3 participa en numerosas galas y programas como 'Sabor a Lolas', presentado con su hija Lolita, y 'El coraje de vivir'.

Muere el 16 de mayo de 1995 en su chalet 'El lerele' en La Moraleja, Madrid, como consecuencia de un cáncer de pecho. Su capilla ardiente se instala en el Centro Cultural de la Villa, en la Plaza de Colón de Madrid. Allí, amortajada con una mantilla blanca, regalo de su comadre Carmen Sevilla, más de 200.000 personas se despidieron de ella. “Quiero que pasen delante de mí todos los mariquitas y la gente que me quiere mucho”, decía 'La Faraona'.

28 años después de su fallecimiento, su estatus de artista irrepetible y leyenda permanecen intactos siendo una referencia para cantaoras y bailaoras e icono cultural. Recientemente, la marca 'Cruzcampo' la 'revivió' gracias a la tecnología deepfake para recordar su "poderío".

Publicidad