La ganadería sevillana de Miura ha cerrado los encierros de los Sanfermines 2019 con una carrera peligrosa, al quedar un toro colorado rezagado en la calle Estafeta, en la que, según el primer parte médico, tres corredores han resultado heridos por asta de toro.