El actor Arturo Fernández, el eterno galán de la interpretación en España, ha fallecido este jueves en Madrid a los 90 años. El asturiano había dedicado su vida a la interpretación y había permanecido en los escenarios hasta el pasado mes de abril con la obra 'Alta Seducción'.

Arturo Fernández comenzó como figurante en la gran pantalla e interpretó pequeños papeles en trabajos de Rafael Gil."Distrito Quinto" (1957) y "Un vaso de whisky" (1958) fueron sus primeros proyectos. En el año 1958, se convertiría en el galán de "Las chicas de la Cruz Roja". Otro momento destacado de su filmografía es su trabajo junto a Lina Morgan en 'La tonta del bote'.

Fernández siguió ganando su fama de galán con los años y se hizo muy popular por series de televisión como Truhanes o La Casa de los Líos, donde se le recordará por su muletilla de "Chatina" hasta el día de hoy.

Ampliamente premiado a lo largo de su trayectoria, en 2003 y 2011 recibió el premio Micrófono de Oro que entrega la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión. En 2012 recibe el Premio de Cultura​ de la Comunidad de Madrid en la categoría de Teatro, además del premio Alfonso Ussía en la categoría de Personajes del año.