Un artista cubano ha sorprendido al mundo pintando sus obras a varios metros bajo el agua.

Lejos del ruido de la vida moderna y rodeado de peces y corales, este artista encuentra la inspiración.

Pinta sus cuadros en un lienzo protegido por un revestimiento especial a prueba de agua. Sus obras pueden verse después en una galería local.