Más de dos planetas y medio como este harían falta si seguimos arrasando con los recursos a este ritmo. Los datos son preocupantes y para hablar de este tema contamos con Adrián Escudero, catedrático de ecología de la Universidad Rey Juan Carlos.

En España, comemos de media 20 kilos de carne roja por persona al año. ¿Por qué es necesario reducir casi a la mitad esa cantidad?

"Tenemos que reducir nuestro consumo por la huella ecológica de la producción animal es extraordinariamente elevada. En equivalentes de CO2 emitidos a la atmósfera estaríamos hablando de 12 o 13 veces más que si habláramos de vegetales", avisa el experto.

Y afirma que "hay una demanda social para minimizar el impacto, el estrés y aumentar el bienestar de los animales que criamos para nuestra alimentación. Además por nuestra salud debemos reducir nuestro nivel de consumo de carne".

A más ganadería, más gas metano que producen los animales, y esto supone hasta un 15% de los gases de efecto invernadero. ¿Cómo se puede combatir esta situación?

"La solución es sencilla, reducir nuestro consumo y reconocer que buena parte de nuestros paisajes de nuestro acerbo más propio tiene que ver con el manejo del ganado en régimen extensivo de esos paisajes de montaña. Tenemos que renunciar a esta producción masiva por una de calidad", comenta Escudero.