Lava volcán La Palma

¿Qué diferencia hay entre magma y lava?

La erupción del volcán de La Palma ha suscitado la duda entre varios términos asociados al volcán. Magma y lava no es lo mismo, en esto se diferencian.

El volcán de La Palma suma 2 nuevas bocas eruptivas que vierten lava y avanzan a 60-80 metros/hora

Publicidad

El volcán de La Palma continúa desde el domingo en erupción en Cumbre Vieja con grandes flujos de lava saliendo del cráter. La erupción volcánica en la isla de Canarias ha asociado varios términos que se han introducido en la vida diaria, entre ellos lava y magma.

En varias ocasiones, muchos son los que utilizan ambos términos para referirse a lo mismo, pero los expertos diferencian entre lava y magma. Su distinción está en la ubicación.

Cuando los geólogos hablan de magma se refieren a la roca fundida que todavía está atrapada bajo tierra. Cuando llega a la superficie y continúa fluyendo como un líquido, es cuando se llama lava.

Qué es el magma

El magma es el nombre que reciben las masas de roca fundidas del interior de la Tierra. Suelen estar compuestos por una mezcla de líquidos, volátiles y sólidos.

Cuando el magma se enfría, sus componentes se cristalizan formando rocas ígneas, que son de dos tipos. El primero es si el magma cristaliza en el interior de la Tierra, ya que se forman rocas platónicas o intrusas. El segundo tiempo es si asciende hacia la superficie, que entonces la materia fundida se llama lava.

Qué es la lava

La lava es magma que llega a la superficie. Cuando sale, suele tener una temperatura alta, de entre 850 grados y los 1.200 grados. El Instituto Geográfico Nacional (IGN) indica que el término lava se usa, tanto para el material líquido, como para el material ya frío y solidificado.

"Es el magma que llega a salir a la superficie terrestre durante una erupción", indica el IGN.

La lava del volcán en La Palma ya cubre más de 200 hectáreas desde que comenzó a erupcionar. También ha destruido más de 15 kilómetros en carreteras y más de 400 viviendas. Desde que comenzó, se han desalojado unas 6.000 personas.

Publicidad