Vacuna coronavirus

Un estudio apunta que los anticuerpos son mayores en personas que recibieron la vacuna contra el Covid-19 por la tarde

Un estudio revela que los niveles de anticuerpos son mayores en personas que reciben la vacuna contra el coronavirus por la tarde.

Un estudio apunta que los anticuerpos son mayores en personas que recibieron la vacuna contra el Covid-19 por la tarde

EFE Un estudio apunta que los anticuerpos son mayores en personas que recibieron la vacuna contra el Covid-19 por la tarde

Publicidad

Un estudio ha revelado que los niveles de anticuerpos son mayores en personas que reciben la vacuna contra el coronavirus por la tarde. El estudio ha sido publicado en la revista 'Journal of Biological Rhythms'.

"Nuestro estudio aporta una prueba de concepto de que la hora del día afecta a la respuesta inmunitaria a la vacuna contra el SARS-CoV-2, hallazgos que pueden ser relevantes para optimizar la eficacia de la vacuna", explica Elizabeth Klerman, investigadora de la División de Neurofisiología, Unidad del Sueño del Hospital General de Massachusetts.

Los síntomas de algunas enfermedades y la acción de numerosos medicamentos varían según la hora del día. Aquellas personas con enfermedades pulmonares, además, suelen presentar una mayor gravedad de los síntomas y una alteración de la función respiratoria en determinados momentos.

Un estudio sobre hombres de edad avanzada que se vacunaron contra la gripe mostró que tenían anticuerpos más altos cuando recibían la vacuna por la mañana en comparación por la tarde.

Vacunación por la tarde

Pero este nuevo estudio evaluó los niveles de anticuerpos tras la vacunación contra el coronavirus entre 2.190 trabajadores sanitarios del Reino Unido. Se descubrió que las respuestas de los anticuerpos eran más altas en general para todos los que se vacunaron más tarde en el día.

Las respuestas de anticuerpos también fueron mayores en quienes recibieron la vacuna de ARNm de Pfizer en las mujeres y en las personas más jóvenes.

Una limitación del estudio fue la falta de datos sobre el historial médico y de medicación de los participantes. También los patrones de sueño y de trabajo por turnos, que también pueden influir en la respuesta a la vacuna.

Publicidad