Otros planetas y lunas del sistema solar todavía han sido poco explorados

Publicidad

Exoplanetas

Detectan por primera vez en la historia una posible señal de radio procedente de un exoplaneta

Un grupo de astrónomos podría haber detectado la primera señal de radio procedente de un exoplaneta. Se trata del planeta Tau Boötis, a 51 años luz de distancia. Con este descubrimiento, se abre una nueva vía de investigación que podría dar la solución al descubrimiento de vida en otros planetas.

Su nombre es 'Borealis', y gracias a un programa de canalización se podría haber captado la primera señal de radio procedente de un exoplaneta. El sistema ha sido creado por un grupo de astrónomos de la Universidad de Cornell, que desde hace años investigan distintas vías para el descubrimiento de vida en otros planetas.

Hasta el momento, los expertos lograron demostrar que las caídas de los niveles de luz de una estrella podían ser signo de vida en planetas en órbita. Y ahora, dan un paso más.

El equipo dirigido por el investigador Jake Turner y su estudio permite detectar emisiones de radio de los planetas como método más fiable para saber si éstos cuentan con un campo magnético.

"Esta información proporcionará datos valiosos sobre la estructura interior del planeta, el escape atmosférico y habitabilidad", explicaba Jake Turner.

¿Qué son las emisiones de radio de un exoplaneta?

Cuando hablan de emisiones de radio, se refieren al viento estelar, las partículas que van desde la estrella central, y su roce con el campo magnético del planeta. Una vez cambian de velocidad, se puede detectan variaciones bautizadas como ráfagas. "El propio campo magnético de la Tierra lo hace. Ya hemos escuchado ráfagas similares de otros planetas de nuestro Sistema Solar", continuaba el investigador.

Con su programa, pretenden escuchar ráfagas más allá de las generadas por el campo magnético de nuestro planeta. Y es posible que lo hayan conseguido.

Hace años lo intentaron con Júpiter. Un vez lograron medir sus emisiones de radio, aproximaron los cálculos como si, en lugar de ese sistema, se tratara de un exoplaneta.

[[H3:El planeta Tau Boötis cumplió con los requisitos]]

A partir de ahí, decidieron probar con tres exoplanetas conocidos, que son 55 Cancri, Upsilon Andromedae y Tau Boötis. Este último, a 51 años luz de distancia, fue el único que dio un resultado óptimo y ajustado a los cálculos realizados previamente con Júpiter.

"Presentamos uno de los primeros indicios de detección de un exoplaneta en el ámbito de la radio. La señal es del sistema Tau Boötes, que contiene una estrella binaria y un exoplaneta. A partir de su fuerza y polarización de la señal de radio y del campo magnético, el resultado fue compatible con predicciones teóricas".

Sin embargo, dado que la señal de radio obtenida fue muy débil, existe la posibilidad de que haya sido originada por erupciones estelares. Por ello, los profesionales están a la espera de confirmarlo mediante telescopios profesionales.

Aunque una cosa está clara. Este hallazgo abre una nueva vía de investigación que podría servir para descubrir vida en otros planetas.

Publicidad