Cangrejo azul

El aumento exponencial del cangrejo azul pone en peligro varias especies del Mar Menor

El cangrejo azul llegó a aguas europeas desde el Caribe y se multiplica por miles cada año. Es muy voraz, por lo que está acabando con la fauna autóctona.

Publicidad

Los cangrejos azules son americanos, no españoles, por lo que se consideran una especie invasora que todos los días sacan por cientos nuestros pescadores en el Mar Menor, en Murcia. Son muy agresivos y no solo atacan a nuestra pesca, sino que también a los pescadores cuando los sacan. Por ello, insisten en que su erradicación es una necesidad.

Para recoger las redes y la pesca que haya en ella, los pescadores se embarcan antes del amanecer, pero con los peces también salen los cangrejos azules que les fastidian el día de trabajo.

Juan Tárraga, pescador de la Cofradía San Pedro del Pinatar, lamenta que "todos los días" sacan cangrejos azules: "Son muy, muy voraces". Por su parte, Pedro José Pérez, pescador de la misma cofradía, calcula que estos cangrejos comenzaron a aparecer hace 3 o 4 años y, desde entonces, van a más "acabando con la pesca y con las especies".

El análisis de los expertos

La bióloga marina Ana Muñoz explica el problema que existe en España: "No tenemos especies que sepan capturar este cangrejo azul y que lo mantengan a raya". Lo que esto provoca es que, al final, la población de esta especie de cangrejo siga creciendo exponencialmente.

"Por ejemplo, el caballito de mar, que es el símbolo del Mar Menor y de su fauna, es presa preferida del cangrejo azul", señala Ramón Pagan, de Pacto por el Mar Menor.

El consumo de estos cangrejos no es nocivo para el ser humano, aunque es un verdadero devorador de nuestras especies autóctonas.