El intercambiador de la metroguagua de Hoya de la Plata será un espacio de ocio con zonas verdes y comerciales. Además de las mejoras en la comunicación del cono sur de la capital grancanaria, se convertirá en un atractivo más para ciudadanos y turistas. Hoy se ha presentado el proyecto que se espera esté concluido en dos años y medio.

Este es el aspecto que tendrá el intercambiador de Hoya de la Plata. 7.900 metros cuadrados en los que no sólo se instalarán los garajes y talleres de la metroguagua, sino que habrá además zonas verdes, parques infantiles, comercios y carriles para hacer deporte y montar en bicicleta.

Quieren que sea un atractivo para la zona

Porque se buscará mayor seguridad para peatones y ciclistas en su conexión con el resto de los barrios. El Consistorio pretende que el intercambiador, más allá de su funcionalidad con el transporte, atraiga a los ciudadanos para disfrutar de este espacio de la ciudad, en el que coinciden toda una serie de acciones dinamizadoras.

Se espera que el proyecto, que cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros, esté terminado en verano de 2021.