Publicidad

Tan sólo tiene 14 años y ya ha pasado por el peor trago de su vida. Con voz temblorosa Alberto cuenta los abusos sexuales a los que presuntamente ha sido sometido por un amigo de sus padres durante más de 
tres años.

Alberto asegura que no se lo contó a nadie porque le daba vergüenza pero llegó un momento en el que Alberto no pudo más y decidió contarle a su madre el infierno que estaba viviendo. Desde entonces él y su 
familia viven con miedo. El supuesto agresor está en libertad y vive muy cerca de ellos.

Ahora, mientras esperan la fecha del juicio, van a investigar si hay más niños que puedan haber sido víctimas del supuesto agresor de Alberto para presentar una demanda conjunta y tener así más credibilidad 
ante la justicia.

Tan sólo tiene 14 años y ya ha pasado por el peor trago de su vida. Con voz temblorosa Alberto cuenta los abusos sexuales a los que presuntamente ha sido sometido por un amigo de sus padres durante más de 
tres años.

Alberto asegura que no se lo contó a nadie porque le daba vergüenza pero llegó un momento en el que Alberto no pudo más y decidió contarle a su madre el infierno que estaba viviendo. Desde entonces él y su 
familia viven con miedo. El supuesto agresor está en libertad y vive muy cerca de ellos.

Ahora, mientras esperan la fecha del juicio, van a investigar si hay más niños que puedan haber sido víctimas del supuesto agresor de Alberto para presentar una demanda conjunta y tener así más credibilidad 
ante la justicia.

Publicidad